miércoles, 29 de abril de 2015

Felices 140



Puras carroñas
Por Alba Varón.


¿Pero qué clase de personas/amigos somos? Primera de las preguntas que plantea Felices 140, de la directora madrileña Gracia Querejeta. A esta debería sumarse otra ¿por qué la película que todo el mundo vende como el reflejo de la crisis española no me ha convencido?

Reparto de lujo en una película española: parada cinéfila obligada. ¿Qué mejor plan para el día de Santa Faz mientras todo el mundo en Alicante está por ahí de parranda resguardándose del diluvio del siglo? Uno de mis mejores amigos me comenta que quiere (se obcecó) verla para apoyar al cine español (disgustado por el éxito de taquilla de la nueva entrega de “Fast and Furioust 7”). En seguida me uní al plan.

Siguiendo la temática de “las bazofias humanas en que nos convertimos cuando vemos más de dos euros juntos” que comenzó el blog con la crítica El Capital Humano, intento de reflexión sobre los inicios de la crisis europea en Italia, Gracia Querejeta nos presenta Felices 140. Con un planteamiento más relamido que llamativo que explotó el mítico Carlos Saura magistralmente en La caza: reunión de viejos amigos que le dejan claro al espectador que sus vidas son tan tristes que ni ellos mismos se quieren dar cuenta.

Durante la primera media hora la película funciona. Todo es extrañamente idílico, muy colorido, si el niño (Marcos Ruiz) no estuviera enamorado platónicamente de su tía (Maribel Verdú) y a esta señorita, después de ganar un pastón al Euromillón, no le hubiera dado la neura de ¿alquilar? un pedazo de chaletorro con despensa más vino caro incluido.
Entre el champán, las vistas, todos los amigos tomando el sol en la piscina y esa típica amiga pesada (Paula Cancio) que todos tenemos en algún grupo, sí, esa que habla siempre de sí misma y que lo que necesitaría es que le metieran un gran tapón de corcho en la boca, pues como que te entretienes. La presentación de los miedos y frustraciones de los personajes se maneja con pulso. Después de que se desvele el verdadero motivo de la reunión las máscaras se van cayendo poco a poco y a todos los que parecía que les iba muy bien en la vida atacan como hienas despiadadas a la endeble e inestable nueva rica. Drama servido.

Cuando todo está empezando a dar un poco de angustia ocurre algo inesperado de la forma más tonta que uno pueda imaginarse. Los personajes van mostrando su verdadera cara y todo adquiere un tono cínico. Las excelentes interpretaciones de Antonio de La Torre y la hermosa Marian Álvarez, merecedora del papel protagonista, no pasan desapercibidas. Interpretaciones que no pueden cubrir esos nada creíbles vuelcos que da la historia. El guión se camufla en la idea de que estamos frente una comedia negra ante la cual toda brusquedad está permitida. Más bien comedia absurda diría yo. Ni mi canario Pepito se creería el final, pero una se lo toma a risa mientras escucha, ya en la salida, decir a mi amigo: “Oh, me ha encantado, a esta le casco yo un ocho en Filmaffinity”. Uno de los aciertos de la película es utilizar la técnica narrativa del flashback desde su comienzo permitiéndonos sacar nuestras propias conclusiones sobre si el dinero nos proporciona esa utópica felicidad.

No estoy de acuerdo con los que dicen que Felices 140 es un fiel reflejo de la crisis. Da igual en el momento de nuestra vida en el que nos encontremos. Da igual si vivimos una de las mejores épocas de bonanza económica o no. Aunque nos hayan inculcado (a mí no, estudié en un colegio de monjas) que el dinero no es lo más importante, sabremos que allá donde esté el “vil metal” tendrá una legión de seguidores hambrientos y babosos que le harán un altar, le venerarán y le prometerán fidelidad tanto en la vida como en la muerte. Pero eso sí, carroñeros, todo quedará en familia.


España, 2015. T.O.: Felices 140Director: Gracia QuerejetaGuión: Santo Merceo y Gracia QuerejetaMúsica: Feredrico JusidFotografía: Juan Carlos GómezReparto: Maribel Verdú, Antonio de la Torre, Marian Álvarez, Eduard Fernández, Nora Navas, Gines García Millán, Paula Canci, Marcos RuizProductora: Foresta Film y Tornasol Films. Duración: 98 min. Género: Drama. Comedia negra..



2 comentarios:

  1. Muy fan xD.
    Por supuesto, como en todo, depende de cada uno y de cómo lo perciba. En mi caso me pareció creíble todo lo que ocurre y cómo se desarrolla, como te comenté. Al fin y al cabo al que se le ocurre el plan es al cuñado de la protagonista (ni familiar directo ni amigo), quien menos relación tiene con ella y a quien menos le importa joderle. Además hay que recordar que es abogado, por lo que tiene habilidades de sobra como para manipular a las personas que en ese momento se encuentran en estado de shock y son débiles.
    También hay que verlo como lo que es, una película, ficción. Obviamente no justifico la forma en la que actúan sus "amigos", pero la película permite explorar esta faceta más despreciable del ser humano que, nos guste o no, existe.
    Por supuesto no pretendo cambiar tu opinión :P sólo aportar mi punto de vista.
    ¡Buena reseña!

    ResponderEliminar
  2. Claro Coke, pero una mente perversa envenena al resto...
    Tú nunca actúes conmigo así y ya (sigue obcecándote en ver pelis españolas con tus amigas) xP

    ¡Gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar